martes, 20 de agosto de 2013

Capitulo 8

-- Nunca me perdonaras?.-- Nisiquiera podia verlo a los ojos, me sentia mal de hacerlo y peor sabiendo que para el solo era uno de esos
juguetes que le gustaria para usar, ya habia
intentado abusar de mi, siendo de mi misma
edad, mi fuerza no era nada comparada con la
suya, recuerdo como paso y lo que sufri al pensar que el me tomaria a la fuerza, pero gracias a Pedro como siempre no paso nada mas que toqueteos de el hacia mi cuerpo... ese dia me encontraba bañandome en la regadera de mi recamara, sabia que Pepe llegaria en cualquier momento y queria
que me viera distinta ya habia acabado los labores del hogar, sali enrredada en una toalla del baño, pues me cambiaria sobre mi cama, alli estaba el Joven Facundo, al parecer necesitaba algo y al verme de esa forma... algo afecto su cerebro que
se yo, y me tomo entre ambos brazos, no paraba de besarme aunque yo gritaba y me resistia, gracias al cielo se escucho el escandaloso timbre de la casa y los gritos de Pedro, habia llegado.
Facundo me observo y salio de alli corriendo
suplicando silencio, cosa que hice sin ser
testaruda.
-- No... no se de que me habla
-- Sabes de que hablo Paula, me siento mal por
haber hecho eso, desde entonces ya nisiquiera me saludas, antes hablabamos y ahora...
-- Creo que no entiende mucho Joven Facundo,
pero me senti como una... cualquiera aquella
tarde, me gustaria seguir charlando con usted
pero ahora debo de llevar el desayuno a su
hermano, si necesita algo enseguida bajo, con su permiso.
-- Paula, tenemos que hablar de verdad...
-- Su hermano me espera, lo siento... podremos hablar despues, con su permiso.-- Acomode en una bandeja de aluminio un plato con cuatro hot- cakes, con doble porcion de vainilla y lo mas esponjositos que pude, mantequilla, mermelada y
un vaso de leche, al lado una flor que me ocupe de cortar en la mañana del jardion vecino y me aleje de la cocina.
Subi cada escalon con algo de torpeza pero gracias al cielo nada se cayo de lo
que llevaba. Tome con una mano la bandeja y
toque tres veces la puerta desde afuera
-- Adelante.-- Se escucho levemente, seguramente todavia no se levantaba por completo, gire la manija y asome mi cabeza..
-- Buenos dias Joven Pedro, le traigo su
desayuno.-- Bostezaba, pero al momento de
escuchar mi voz corto su bostezo y me dio una
gran sonrisa, alzo para atras las sabanas y de un
brinco se puso frente a mi
-- Buenos dias princesa.-- Bueno, de algo estaba segura, lo que vivi ayer en la noche no habia sido un sueño, sonrei.-- Ya volviste a lo de "Joven Pedro".-- Haciendo caras graciosas y ladeando de un lado para otro su cuello menciono aquellas palabras, me ayudo con la bandeja y la puse al pie de su cama.-- Huele delicioso, Gracias Pau..
-- No es nada Jove... Pepe.-- Se acerco hasta estar enfrente mio de nuevo y me tomo de la cintura..
-- Basta de fingir, aqui nadie podra saber lo que hay entre los dos, mi habitacion es un lugar seguro.-- Sonrei, sus labios se acercaban para besarme cuando la puerta se abrio de golpe, haciendo que sintiera un fuerte golpe en la espalda.
-- Fijate imbecil.-- Grito Pepe a su hermano...
Facunfo. Me sostuvo y le retire las manos de mi cuerpo, no queria que pensara lo que estaba pasando en ese momento con Pedro y yo.-- Estas bien prin... Paula?
-- Eh... si, si Gracias Joven Pedro.-- Sobe la parte golpeada y me dirigi a ver a Facundo.-- Necesita algo?
-- Si, bueno... crei que necesitarias ayuda con la
bandeja y queria decirte que termine, puedes
cortar algo de fruta para mi?.-- Asenti, Pedro le lanzo una mirada de coraje y yo solo abri los ojos un poco mas de lo normal, no queria que actuara diferente, a fin de cuentas yo estaba alli para servirlos, no para ser la chica del hijo de la jefa.
-- Con su permiso Joven Pedro, en un rato vengo a asear su recamara.-- Sali de la habitacion a paso rapido y llegue hasta el refrigerador, atras de mi
se escuchaban los pesados pasos de Facu,
extrañaba llamarlo de esa forma, pero me daba miedo el solo hecho de tenerlo cerca de mi.
-- Cual es la fruta que....-- En un rapido movimiento me tomo del brazo e hizo que girara hasta estar frente a el.-- Facundo no, no... por favor no...
-- Shhh.-- estaba temblando, me sentia extraña de estar alli, queria gritar y pedir ayuda a Pedro pero tampoco deseaba una discusion por una tonteria.-- Sabes lo que no me gusta, Paula?.--
Segui viendo sus ojos color marron.-- No me gusta que estes la mayor parte del tiempo con Pedro
-- Pe-pero...
-- Cres que no me he dado cuenta que ayer ambos salieron.-- Susurro sobre mis labios y se me hizo un nudo en la garganta, senti un miedo horrible recorrer mi cuerpo.-- Mira Pau, seamos sinceros antes de que llegara Pedro, yo te gustaba.
-- No digas ton...
-- Te gusto Pau, es obvio.-- Quien se creia?. Si
era guapo, atletico, de cuerpo excepcional,
hermosa sonrisa, de cuerpo excepcional, hermosa sonrisa, ojos lindos y pequeños, boca deseable y cabello perfecto, sabia que varias chicas habian pasado ya por su
vida, todas unas barbies.-- Y siempre me ha
gustado ganar, se que le gustas a Pedro pero... aunque sea mi hermano te quiero para mi.-- Con fuerza trate de safarme jaloneandome de el, eso si me habia dado coraje
-- Y acaso piensas que soy un juguete o un trofeo el cual alguien lo debe ganar?... Tengo
sentimientos Facundo.-- alzo una ceja y sonrio de lado.
Que le ocurria?, siempre habia sido repetuoso
conmigo, antes eramos amigos y ahora... la
descepcion se estaba apoderando de mi ser. Podia una persona cambiar tanto?

Comenten y subo mas..

Gracias, besos
@letipauliter

4 comentarios:

  1. Q hdp!!! Ojala le encaje un buen cachetazo o aparezca pedro y lo ubique en la palmera!

    ResponderEliminar
  2. Qué hable Paula, qué no la siga acosándo por fiiiiiis!!!

    ResponderEliminar
  3. Qué genial este cap!!!! Ojalá Pau se anime y le cuente a Pepe lo que le quería hacer o lo que quiere hacer aún. Está atrapante esta novela

    ResponderEliminar
  4. yo quiero maaaaas ! subis uno mas ahora? porfaaa

    ResponderEliminar